Peeling

Los peelings son uno de los mejores tratamientos estéticos, pues permiten atender más de una afección al mismo tiempo. Una sola sesión de peeling es suficiente para notar cambios importantes en el aspecto a la salud de tu piel.

Es un tratamiento que tiene como objetivo regenerar la piel. La palabra en sí se puede traducir literalmente del inglés como “pelar”, ya que elimina una capa superficial de la piel para permitir que se regenere. Este efecto se logra gracias a la acción de los ingredientes activos que componen la exfoliación y que penetran en los diferentes niveles de la dermis o la epidermis.

El peling químico consiste en aplicar sobre la superficie de la piel a tratar una serie de productos, mayormente ácidos, para conseguir una exfoliación que elimine las capas superficiales de tejido.

Existen diferentes tipos de peeling:

  • Peeling superficial: para tratar manchas, acné y reactivar la piel joven.
  • Peeling medio: para tratar lesiones cutáneas, arrugas finas y cicatrices.
  • Peeling profundo: para tratar el envejecimiento severo.
Peeling