Hilos tensores

El tratamiento de hilos tensores espiculados es un procedimiento de mínima invasión el cual se realiza bajo anestesia local y tiene como objetivo la reacomodacion del tejido subcutáneo, el cual es quien le da el sosten a nuestra piel del rostro.

Con la edad van descendiendo los cojinetes grasos faciales y da una apariencia de flacidez en la piel.

Con este procedimiento podemos realizar un lifting no quirúrgico.

Los hilos tensores se colocan en el tejido celular subcutáneo y estos son de un material completamente compatible con el organismo que se llama PDO (Polidoxanona) mismo que se usa para la cirugía cardíaca.
Sus efectos tienen un tiempo de duración de 3 años.

Estos son los tipos de hilos tensores más comunes:

  • Hilos tensores monofilamento: De grosor fino, son comúnmente usados en tratamientos en las zonas de la mandíbula y la papada. A pesar de ello también es posible usarlos en tratamientos del resto de la cara.
  • Hilos tensores multifilamento. De mayor grosor que los anteriores, constan de numerosos hilos y eso ayuda a la piel a rellenarse y a mostrar un aspecto de mayor densidad y menor flacidez sin alejarse del aspecto y expresividad naturales del paciente.
  • Hilos tensores espiculados. Son hilos dentados, con pequeñas espículas, y de mayor grosor que los monofilamento, ello les permite un mayor agarre a la piel y otorgar una mayor tensión que favorece el efecto lifting. Estos hilos permiten a la piel obtener un aspecto más terso gracias a que brindan una mayor densidad a los tejidos de la zona. Es común usar estos hilos para tratar zonas amplias, como mejillas o cuello.
Hilos tensores espiculados